Buscar
  • Asti

¿Por qué necesitas exfoliar la piel?

Te ayuda a mantener la piel limpia, suave, lisa y luminosa. Consulta en tu farmacia qué tipo de producto es más adecuado para ti.

Tu piel, especialmente la del rostro, está a diario sometida a agentes externos. El sudor, restos de maquillaje o impurezas del aire que se depositan en ella pueden afectar a su estado y aspecto, conllevando la aparición de puntos negros y hasta envejecimiento prematuro de la piel.

Para evitarlo lo tienes fácil: se constante en tu rutina de limpieza. Y no olvides la exfoliación de la piel, siempre con los productos adecuados y la periodicidad recomendada para tu caso.


¿QUÉ SON LOS EXFOLIANTES?


Los exfoliantes, ya sean scrubs, peelings o gommages, son productos cosméticos que realizan una limpieza profunda de la piel. Eliminan las células cutáneas más superficiales y las impurezas, por la fricción sobre la piel de las pequeñas partículas sólidas que incorporan. Así, ayudan a la regeneración celular. Los peelings no se incluirían aquí, ya que no tienen partículas ni actúan por fricción.

Es decir, necesitas exfoliar tu piel para limpiarla en profundidad, retirar las células muertas, renovarla y mantenerla oxigenada. Además, la exfoliación mejora su textura, dejándola suave y uniforme, y facilita que los productos de tratamiento penetren mejor en la piel.



EXFOLIANTES: SCRUBS, PEELINGS O GOMMAGES


Para incorporar la exfoliación en tu rutina, dispones de diferentes tipos.

Los scrubs son los exfoliantes que incluyen en su formulación tensioactivos espumosos. Su textura es como una pasta arenosa y su principal función es limpiar la piel.

Lo gommages cuentan, en cambio, con una fórmula más consistente tipo crema. Al retirarlos mediante fricción, tienen doble función: enzimática por su composición y mecánica por esta fricción. Realizan una acción más profunda. Y, además de alisar la piel, atenúan manchas y arrugas.

Los peeling, en cambio, suelen tener una textura más geloide y su acción es únicamente enzimática o química.


Por norma general, en pieles sensibles se suele recomendar exfoliar cada 10 días, 7 para las pieles normales y 5 días en pieles grasas. Aun así, el tipo de exfoliante a usar y cada cuánto incorporar este paso en tu rutina de belleza, dependerá en gran medida del tipo de piel que tienes. Además, este también puede condicionar el tiempo de actuación del producto.


Consúltanos siempre; te aconsejaremos cómo exfoliar tu piel y qué producto es para ti, para que luzca limpia, suave, lisa y luminosa, y esté preparada para cualquier principio activo que se aplique a continuación.


Empecemos este nuevo año con hábitos saludables.

¡Feliz año 2022!

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Para conseguir tu objetivo, te dejamos algunos consejos que te ayudarán a cambiar tu dieta y mejorar tu calidad de vida. ¿Quieres ganar en salud y bienestar? ¿Te estás planteando cambiar tu dieta par